22 ago, 2019

¿Quito la grasa del jamón ibérico o me la como?

En: Jamonarium Comentario: 0 Golpear: 2632

Hoy queremos contaros los múltiples beneficios que tiene la grasa del jamón ibérico en nuestra salud.
Algunos años atrás, se empezó a tener la percepción de que la grasa del jamón ibérico era perjudicial para nuestra salud. Sin embargo, se ha demostrado que tiene muchos beneficios para nuestro organismo y bienestar.

Nosotros lo tenemos claro: no quites la grasita al jamón ibérico.

Tres razones comer el jamón con un poquito de grasa

quitar o comer grasa jamon iberico

Mejor sabor y textura

La razón más importante para comer el jamón con un poquito de grasa es que el jamón es más bueno. Un poco de grasa en la loncha del jamón hace que esta sea aún más jugosa y el sabor más intenso. Esto es sobretodo recomendable en los jamones ibéricos de Bellota, donde la grasa es especialmente melosa y sabrosa.

Contribuye a nuestra salud cardiovascular

La grasa del jamón es muy rica en ácido oleico o el también conocido como “colesterol bueno”. Esto contribuye a nuestra salud cardiovascular aumentando los niveles de colesterol bueno, que una de sus funciones es proteger nuestro corazón de futuras patologías. Esto conlleva a que también tenga una función reguladora en nuestro organismo puesto que reduce el colesterol malo en sangre. A nivel nutricional, más de un 50% de las grasas de la bellota se le atribuyen al ácido oleico y, según dicen los expertos, este tipo de grasa es el más saludable a nivel cardiovascular.


Protege y previene de enfermedades neurodegenerativas

Según afirma un reciente estudio realizado en la Universidad de Salamanca, la ingesta de jamón ibérico de bellota conjunto con la grasita contribuye al retraso del envejecimiento y ofrece protección a nuestro organismo contra enfermedades de tipo neurodegenerativo, como pueda ser el Alzheimer o el Párkinson. Numerosos estudios demuestran que una alimentación sana y equilibrada constituyen una pieza fundamental para prevenir este tipo de enfermedades. La grasa del jamón ibérico es muy rica en omega 3, ácido fólico y vitamina E (entre muchos otros nutrientes), que ejercen protección contra la neurodegeneración. Estos compuestos son muy beneficiosos para el sistema nervioso y contribuyen a una buena salud en nuestro cerebro, además de ejercer como antioxidantes.


En conclusión, la grasa del jamón tiene múltiples y poderosos beneficios para la salud, además de aportar sabor y textura. Toma algunas lonchas de jamón ibérico con un poquito de grasa, tu organismo y tu paladar te lo agradecerán.